Por qué existimos

La razón de ser de nuestra Institución es la de unir en un todo a las personas cuyo ideal sea la supremacía del Espíritu y que estén de acuerdo en instaurar en el mundo “la Paz en el corazón de todos los hombres”, a fin de realizar una fraternidad universal, sea cual sea su creencia, nacionalidad, sexo y condición; en definitiva, el motivo de nuestra existencia es la Reeducación de la Humanidad.