Acerca de la Organización

seo-en-las-imagenes

La Gran Fraternidad Universal  labora ininterrumpidamente desde 1948, realizando diversas actividades de voluntariado y de participación en cuatro grandes Áreas: Educación, Salud, Social y Cultural. Con ello se propone crear una consciencia colectiva de fraternidad y conservación del planeta, por medio de una cultura ecológica, de convivencia social, armonía y paz. Es una facultad de enseñanza de síntesis, un movimiento de reeducación humana, un orden espiritual de tipo universal; donde se respetan las diversas concepciones de los seres humanos

que se agrupan para comprender y trabajar por un mismo objetivo: el avance y la evolución de la humanidad, bajo los Principios de Verdad, Tolerancia y Paz.

Desde 1948 la Fundación, ha mantenido alianzas periódicas en distintas épocas con la UNESCO: En 1958, intercambio de información y documentación; en el año 1998 en la preparación del año de la Cultura de Paz en América Latina en Ecuador; en el año 2006 en España; en el año 2009 en México y en el año 2012 en Jauja, Perú, para los Encuentros Internacionales de Niños y Jóvenes por la Paz.

La Fundación está inscrita desde el año 2000 en el Consejo Económico y Social (ECOSOC) de las Naciones Unidas, con estatus consultivo y desde 1995, reconocida en el Departamento de Información Pública (DPI) de esta misma entidad; tiene dicho Estatus Consultivo como un reconocimiento especial que otorga las Naciones Unidas a las Organizaciones no Gubernamentales (ONG) que contribuyen con la labor mundial en favor de la sociedad civil. Del 2000 al 2015 la Fundación dirigió sus programas para contribuir en la consecución  de las Metas del Milenio. Y ahora  continúa su trabajo en la implementación de la Agenda 2030 y  los 17  Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En su desempeño durante los 71 años que lleva realizando actividades en el mundo, la Fundación se ha ido organizando de la mejor forma posible tanto en la Sede Mundial como en cada país, ha operado bajo la modalidad de Servicio Impersonal,  en donde se desarrollan labores altruistas, es decir, que cada miembro realiza su aporte para el bien de la comunidad. Así, profesionales, técnicos, obreros, artesanos, estudiantes, amas de casa, brindan su saber, colaboración y servicios (ad-honorem), en pro de la construcción de una fraternidad universal y del bienestar de la colectividad.

Deja un comentario